¿Qué es la diabetes?

Según la OMS, la diabetes se definiría como: “enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce”. La insulina es la hormona encargada de movilizar la glucosa desde la sangre a las células para que estas puedan consumirla. Cuando una persona tiene diabetes y, por tanto, su páncreas no produce insulina o su cuerpo no es capaz de utilizar esta insulina, la glucosa en sangre se eleva y es por eso que habrás escuchado eso de “tener el azúcar alto en sangre”.

¿Glucosa? ¿Hidratos de carbono? ¿Azúcar? ¿Cuál es la diferencia?

La mayoría de alimentos que ingerimos tienen en su composición hidratos de carbono. Estos son un tipo de biomoléculas, es decir, un tipo de molécula fundamental que constituye nuestro cuerpo. Dentro del grupo de los hidratos de carbonos encontramos muchos tipos, cada uno con sus funciones y características. Por ejemplo, el azúcar común es un tipo de hidrato de carbono.

Una de las funciones que tienen los hidratos de carbono en nuestro organismo es la de proporcionarnos energía, pero para que esta pueda ser utilizada por las células de nuestro cuerpo, este transforma todos los hidratos de carbono en un tipo concreto, el más elemental y fácil de transportar y usar: la glucosa.

Es por eso que, si tienes diabetes o un familiar con diabetes habrás escuchado expresiones como “tener la glucosa alta o baja”. Palabras como “glucemia” no significa otra cosa que medir la glucosa que tenemos en sangre.

¿Cuáles son sus síntomas?

Image
  • Entre los síntomas clásicos de la diabetes tenemos los que llamamos las “tres P”:
    • Polidipsia: Beber mucha agua. Al tener la glucosa elevada en sangre, el riñón trabaja a destajo para eliminar esta por la orina, por lo que el cuerpo necesita reponer todo ese liquido perdido.
    • Poliuria: Ir mucho al baño. Por el mismo motivo de la anterior.
    • Polifagia: Aumento del apetito. Esta es debido a la falta de nutrientes, ya que aunque el azúcar está elevado en la sangre, el cuerpo no puede utilizarla, por lo que el cuerpo tiene la sensación de que “necesita alimento”.
  • Otros síntomas muy comunes son:
    • Perdida de peso. Sobre todo en diabetes de tipo 1.
    • Cansancio.
    • Visión borrosa.
    • Hormigueo.
    • Infecciones recurrentes
    • Náuseas y vómitos
    • Ojeras (muy común en niños)

¿Cómo se diagnostica?

Para diagnosticar la diabetes se ha de cumplir uno de los siguientes criterios según la ADA (Asociación de Diabetes Americana, 2020)

  • Tener la glucemia en ayunas mayor de 126 mg/dl
  • Tener una glucemia mayor de 200mg/dl tras comer 75gr de hidratos de carbono
  • Tener la hemoglobina glicosilada (HbA1c) mayor de 6,5%
  • Tener una glucemia al azar mayor de 200 mg/dl con síntomas

¿Qué hago si tengo alguno de estos síntomas?

Si tienes algunos de los síntomas anteriormente descritos o sospechas que pudieras tener diabetes, ve a tu médico de cabecera. Con un simple análisis de sangre se puede saber si padeces esta enfermedad.

Facebooktwitter
Publicado en Información, Información médica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.