Tipos de diabetes

El conocimiento que tenemos de la diabetes es cada vez mayor y por tanto, la clasificación que se ha hecho de los distintos tipos ha ido variando a lo largo del tiempo. Actualmente la ADA (Asociación Americana de Diabetes, 2022) establece la siguiente clasificación:

Diabetes Mellitus Tipo 1:

Se trata de un tipo de diabetes crónica y autoinmune, es decir, en este tipo de diabetes el cuerpo crea anticuerpos contra las células del páncreas encargadas de crear la insulina. Es por ello que la persona con diabetes de tipo 1 tiene que administrarse insulina independientemente del tipo de dieta que siga o del deporte que haga; por ello, antiguamente se la denominaba “Diabetes Insulinodependiente”. Este tipo de diabetes suele aparecer a edad temprana, es por ello que en ocasiones se la llama “diabetes infantojuvenil”.

En ocasiones, esta diabetes aparece en el adulto siguiendo la misma etiología, es decir, producida por la autoinmunidad. A este tipo de Diabetes de tipo 1 que se da en el adulto se la conoce como Diabetes LADA por sus siglas en ingles: Latent Autoimmune Diabetes in Adults/Diabetes Autoinmune Latente en el Adulto. A efectos prácticos, de diagnostico y tratamiento se trata de el mismo tipo de diabetes que la diabetes de tipo 1.

Este tipo de diabetes supone entre el 6-10% del total de las diabetes diagnosticadas. En España se estima que existen 17,2 personas entre 0 y 19 años con diabetes de tipo 1 por cada 1000 según el atlas de la diabetes de la IDF.

Diabetes Mellitus Tipo 2

En este tipo de diabetes la insulina no funciona correctamente debido a una “resistencia a la insulina”. Aunque el páncreas es capaz de crear insulina, debido a una serie de factores como son la obesidad, estilos de vida sedentaria, hipertensión, hipercolesterolemia… el cuerpo no es capaz de utilizar esta de manera eficiente y tras un tiempo el páncreas acaba dejando de crear insulina de manera eficiente.

Este tipo de diabetes, en sus primeras etapas se puede controlar con la perdida de peso, una dieta adecuada y ejercicio. De hecho, existe un estado intermedio antes de considerar que una persona tiene este tipo de diabetes que se conoce como “prediabetes” o “disglucemia”. Este tipo de diabetes también se puede controlar en muchas ocasiones con pastillas; por ello antiguamente se la conocía como “diabetes no insulinodependiente”. Aún así, cuando esta no se controla bien se puede precisar usar insulina para su control. Aunque existe un factor de herencia genética importante en el desarrollo de esta enfermedad se sabe que en un gran porcentaje se puede prevenir la misma.

Este tipo de diabetes supone el 90-95% del total de la diabetes diagnosticada. En España se estima que existen más de 5 millones de personas con diabetes (casi el 15% de la población) y un 6% de estos no lo saben según el estudio di@betes.

Facebooktwitter
Publicado en Información, Información médica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.